¿Se puede agrandar el pene?

Existen de diversos tamaños y grosores, y constantemente su tamaño es relacionado con un símbolo de virilidad y masculinidad. Normalmente, la faloplastia, era utilizada para hombres transexuales, hombres que han sido diagnosticados con micropene (menos de 6 cm erecto). Sin embargo, muchos hombres actualmente usan esta técnica para agrandar el pene, tanto en longitud como en grosor con fines estéticos. Pero ¿en qué consiste este procedimiento?

¿Quiénes suelen someterse a esta cirugía?

Comúnmente, los hombres que suelen someterse a esta cirugía tienen anomalías con su pene, como micropenes, epispadias u alguna otra. También están los pacientes transexuales que quieren invertir su sexo, por lo que acuden a realizarse esta intervención, y por último encontramos aquellos que simplemente que desean hacer un cambio en la apariencia de su miembro, haciéndolo más grande.

¿Quién puede ser candidato para este procedimiento?

Si siempre has deseado un cambio de cuerpo y quieres realizar un cambio para tu bienestar, lo primero que necesitas saber si quieres someterte a esta cirugía es que hay que tener expectativas realistas, y estar consciente de que es una intervención quirúrgica y existe una extensión limitada (Aproximadamente 2-4cm).

Además, no debes poseer ningún problema inmunológico, de coagulación de la sangre o alguna afección mental. Cualquiera de estos padecimientos impiden que pueda realizarse de forma segura la faloplastia.

Aunado a lo anterior, el pene debe tener un buen funcionamiento para poder ser sometido a este tipo de cirugía, ya que solo es un cambio de apariencia y no en la función. En caso de padecer también alguna disfunción eréctil, existen otras alternativas. Aquí no tiene nada que ver la apariencia o tamaño, si no la salud general del miembro masculino.

Técnicas utilizadas

Dependiendo si el procedimiento quirúrgico es para incrementar la longitud o el grosor del pene, el procedimiento difiere o se pueden realizar las 2 en una misma cirugía.

En el primer caso, debido a que aproximadamente un tercio de la longitud del pene está oculta luego del hueso púbico, el procedimiento consta de una pequeña incisión sobre el ligamiento suspensorio para permitir que el pene se extienda unos centímetros más, la cual la mayoría de las veces realizamos como una circuncisión para que no sea tan perceptible. También existe la alternativa realizarla de manera convencional con una incisión en el pubis, dando el mismo resultado.

Cuando en lugar de la longitud se busca incrementar el grosor del pene, existen varias alternativas, una de las más frecuentes es utilizar grasa extraída de otra parte del cuerpo, la cual no produce rechazo, pero se reabsorbe perdiendo los resultados. Como alternativa utilizo una matriz acelular la cual no causa rechazo y los resultados son permanentes tanto en flacidez como en erección.

Riesgos

  • El tamaño o longitud puede ser variable. El médico no podrá asegurarte que ganarás una cantidad determinada de centímetros.
  • Existe el riego que durante el post-operatorio se presenten infecciones.
  • Las erecciones no serán completamente rectas, ya que el ángulo hacia arriba puede perderse en 30 grados.
  • La recuperación luego de la operación puede tomar hasta 6 semanas, espacio en el que no pueden mantener relaciones sexuales.

Cómo toda operación, existen riesgos asociados, pero con la debida asesoría, cuidados y la atención profesional de un médico cualificado esto se reduce, ya la faloplastia es una operación frecuente con más de un 90% de éxito y la Doctora Rosa Estela Romero proporciona este tratamiento para ayudarte a alcanzar el tamaño ideal de tu pene y mejorar tu calidad de vida.

Conócenos.

Estamos para atender todas tus dudas e inquietudes. Llámanos a los números (33)36413264 / 36429460 y haz tu cita ya mismo con la Dra. Rosa Estela Romero. ¡Te esperamos!

Categorías: Bienestar doctor innovación urología